desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Valencia, España

Antes y después: Un piso que renace en el centro de Valencia

El blanco ha limpiado, fijado y dado esplendor a la arquitectura original de este piso situado en un edificio del siglo XIX del centro histórico de Valencia.

Fran Muñoz IG: franyerga 07/03/2018
Imprimir
Pantalla completa



En el barrio más antiguo de Valencia, el de la Seu, muy cerca del palacio gótico de la Generalitat y de la plaza de la Virgen de valencia, descubrimos un piso de 65 metros cuadrados que, pese a haber sido construido en el siglo XIX, acaba de volver a nacer. Sus propietarios, una pareja de italianos enamorados de esta ciudad mediterránea, consiguieron ver más allá del estado de abandono y deterioro en que se encontraba, de su distribución anticuada (típica de los años 40, cuando se reformó por última vez) y de sus habitaciones oscuras que impedían ver con claridad sus encantadores elementos originales, y apostaron por él movidos por el emplazamiento y convencidos del potencial que tenía por explotar.

Sus grandes aliados para obrar este renacimiento fueron los arquitectos Pilar Martí Rodrigo Carlos Muñoz Alfonso, del estudio mmarq arquitectura. "El principal objetivo de la reforma fue enfatizar los elementos originales de la construcción, como las carpinterías, los techos altos con vigas a las vista y los muros de ladrillo vistos", explican los expertos que tuvieron que hacer frente a una condición tan privilegiada como limitadora: el edificio, por su historia, tenía un nivel de protección 2, y por lo tanto no se podía modificar ningún elemento de composición de la fachada. "Dado que no se podían abrir nuevos huecos, buscamos dar luminosidad con los colores y materiales utilizados, así como con el estudio de la iluminación. Todo ello sin perder la esencia de un edificio antiguo", exponen. Aunque se mantuvieron las estancias principales (cocina, comedor, salón y habitaciones) como eran originalmente, los arquitectos trazaron dos nuevo baño, uno de cortesía y otro en suite en el dormitorio principal, por expreso deseo de los propietarios.

Para el interiorismo han querido tener una filosofía continuista, pero renovada. Así, han empleado materiales ya existentes en la construcción para los nuevos elementos "pero de una forma más actual, logrando un equilibrio atemporal y sereno". Con blanco, los colores neutros y el gris del microcemento de los suelos han aumentado la sensación de claridad del interior. En la decoración, que responde a la personalidad de la propietaria, romántica y muy femenina, se han mezclado piezas recuperadas con diseños de firmas low cost y muebles que los dueños trajeron desde Italia. La historia de este piso está lista para continuar.

www.mmarq.es
Fotografía: Miguel García Cárceles



Ver más articulos