desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

¡Una reforma 10! Este piso ganó luz y metros

Una distribución reinventada y un mobiliario a estrenar hicieron posible que este piso, antes compartimentado y sombrío, ganara metros y luz casi por arte de magia.

Realización: Pilar Perea. Texto: Almudena Carmona. Fotos: Miriam Yeleq. Plano: Infografia Hearst 08/02/2018
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Deshabitado durante más de 20 años, este piso ubicado en Madrid presentaba un aspecto deteriorado, una distribución caótica y unos acabados obsoletos que obligaban a llevar a cabo una rehabilitación en profundidad. A pesar de todos sus inconvenientes, a priori la planta tenía un enorme potencial de luz que encandiló tanto a sus nuevos propietarios como a Tandem74Studio, la empresa integral de reforma y decoración que llevó a cabo el proyecto de renovación. Sus creadoras, Ingrid Pacilly y Laure Chadapaux, escucharon atentamente las necesidades de los dueños antes de lograr convertir este piso desorganizado y sombrío en una vivienda diáfana y moderna. Lo primero que hicieron fue redistribuir sus 72 m2, tirar tabiques donde hizo falta, para transformar sus cuatro pequeños dormitorios (algunos sin ventanas) en dos más amplios, y añadir un nuevo baño al único que había en la casa original.

El salón y dos dormitorios fueron las únicas estancias que no variaron de lugar. La cocina, cerrada y ubicada en un principio en la entrada, se trasladó a la nueva zona de estar (donde antes había un dormitorio) y, ahora abierta, comparte espacio con el salón y el comedor ubicado entre ambos. Los metros de la antigua cocina se invirtieron en uno de los dormitorios, ahora más grande, y con un baño antes inexistente. El dormitorio principal, dispuesto junto al salón, amplió también sus dimensiones gracias al otro cuarto, y ahora cuenta con un vestidor y un baño que, aunque ya existía, se integró como deseaban sus dueños.

Las interioristas de Tandem74Studio  decidieron pintar la casa en un tono neutro, cambiar el suelo original de terrazo por un parqué multicapa de roble natural y conservar algunos elementos estructurales, ya que su estado era óptimo y aportaban un plus a la decoración; como los techos altos, las molduras y los radiadores. Incluso, optaron por reutilizar alguna pieza de mobiliario, como las sillas del comedor.

El resto de los muebles se adquirieron en mercadillos físicos y on line, en tiendas de decoración y anticuarios, lo que permite a la nueva casa exhibir una mezcla de estilos muy interesante. En ella, lo vintage se mezcla con lo industrial y con piezas de diseño exquisitamente elegidas. El almacenamiento se solucionó con armarios empotrados en la entrada, en el salón y en los dormitorios. Estos últimos respiran un estilo zen con textiles de terciopelo, algodón y seda en tonos relajantes. El resultado es una vivienda diáfana y luminosa, que refleja un modo de vida slow muy afín a sus propietarios.

¿Te ha gustado esta casa? Te contamos como copiar el estilo: Mix de estilos. Recréalo en 15 piezas



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos