desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

A fondo

Una cocina integrada en el salón

Los armarios black & bright fueron la clave para que esta cocina no desentonara con el resto del ambiente. Su contrapunto ideal: el blanco en encimera y pavimento. 

Mi Casa 30/01/2014
Imprimir
Pantalla completa



Negra y ultrabrillante, el impacto visual de esta cocina es indiscutible. Se proyectó aprovechando la reforma integral de un apartamento de 65 m2, encargada a la interiorista Miluca Armengol. El objetivo era lograr una distribución diáfana, sin apenas tabiques, y abrir la cocina al salón. El nuevo espacio luce un solado con cerámica blanca que realza, por contraste, aún más la cocina.

Equipada con armarios laminados, su distribución equilibrada en dos frentes que forman una L, transmite sensación de orden, y su estética moderna la convierte en un ambiente más del salón. Entre el área de trabajo y el estar se situó una mesa alta, que separa visualmente los ambientes y hace la circulación fluida, ya que se adosó a la pared. En esta zona destaca la lámpara factory y el papel texturado.



Ver más articulos