desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Claves para vivir en una casa ecológica

Tu casa es green… si vuestro consumo energético es el adecuado, si contáis con un buen aislamiento que os protege del frío y del calor y si sus habitantes habéis adquirido hábitos de vida sostenible.

Mi Casa 08/01/2014
Imprimir
Pantalla completa



Hacer en casa una separación selectiva de residuos como papel, vidrio, envases y basura orgánica, y depositarlos en el contenedor correspondiente para que sean reciclados, refleja nuestro compromiso con el medio ambiente. Y es que, en cuanto a reciclaje en los hogares españoles, las cifras siguen creciendo; mientras en 2012 la tasa de reciclado fue del 70,3% en envases domésticos, en 1998 era solo del 4,8% según Ecoembes. Para mejorar los datos y cambiar una actitud indiferente por otra más green, bastaría con ser más conscientes de que cada vez que reciclamos un envase, se evita que se extraigan nuevas materias primas, por tanto, se reduce el consumo de agua y energía y la emisión de gases contaminantes, causantes del cambio climático.
Reciclar es proteger el planeta, pero se puede hacer mucho más, empezando por conocer mejor tu casa, averiguar sus puntos débiles y reflexionar sobre tu vida cotidiana. En una casa ya construida hace años poco se puede decidir, pero sí cabe mejorar las instalaciones para ahorrar energía y agua, y que se convierta en una vivenda green. Por ejemplo, con material aislante en paredes, suelos y techo y con ventanas con doble acristalamiento, se ahorrá en calefacción y aire acondicionado. Las casas eco o bioclimáticas, contribuyen al ahorro energético y económico. Encontrarás más información en www.bioclimateam.com, una empresa especializada en este tipo de reformas.
En el día a día hay eco-gestos que se pueden realizar en casa para reducir el consumo de agua y energía. Entre ellos, utilizar el agua de limpiar las verduras para regar las plantas; acostumbrarse a apagar totalmente los aparatos electrónicos, como equipos de audio y video y ordenadores, y no dejarlos en stand by, porque siguen consumiendo energía; abrir el frigorífico el tiempo imprescindible; imprimir solo lo necesario, y a dos caras; instalar un termostato programable para no abusar de la calefacción, y ajustar la temperatura según la hora del día, el uso de las habitaciones y su orientación. Es importante recordarlo porque por cada grado de más, el consumo se incrementa un 7% aprox. Encontrarás más consejos útiles en http://vidasostenible.org/ciudadanos/guiasfvs.asp. Descarga sus guías y empieza a tomar decisiones  de consumo para cuidar nuestro planeta y tu bolsillo.



Tags: sostenible.
| Categorías: ECO
Ver más articulos